La fisioterapia ha resultado ser una buena y eficaz alternativa para la EPOC. Ha sido la Universidad de Granada junto con el Hospital Universitario Virgen de las Nieves de la misma ciudad, los que han demostrado sus buenos resultados. 

Recordamos que la EPOC o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, denota la obstrucción persistente de las vías respiratorias. Este trastorno, causado principalmente por el tabaco, provoca la pérdida de la función pulmonar acelerada. Pero ojo, los fumadores pasivos no quedan exentos de poder padecerla.

Esta investigación llevada a cabo ha venido a demostrar que llevar un tratamiento de fisioterapia de 7 a 10 días de duración, puede mejorar considerablemente la calidad de vida de los pacientes que sufren esta enfermedad.

No sólo la fisioterapia es buena para la persona con EPOC, sino también para el sistema sanitario español, que ahorrará dinero al no tener que permanecer hospitalizada la persona, con lo que hablamos de una doble virtud.

No podemos pasar por alto que la EPOC es una enfermedad que afecta a más de 1.5 millones de personas en España. Los datos arrojados de la Unión Europea no son tampoco alentadores. Si en 2005 hablábamos de 270.000 muertes por EPOC, se estima que en 2030 sean 338.000. Es por ello que la investigación científica en los últimos años ha convertido a esta enfermedad en una prioridad.

La investigación en este aspecto la encabeza el proyecto PULMOACTIVE, del grupo de investigación CTS-009 del departamento de Fisioterapia de la UGR. Fueron 49 los pacientes hospitalizados en el Virgen de las Nieves de Granada con EPOC (agravada por la obesidad) quienes participaron en el estudio.

Los investigadores sometieron a dichos pacientes a un tratamiento corto de fisioterapia y observaron verdaderas mejoras, aumentando las capacidades físicas de los pacientes con EPOC, al tiempo que podían incorporarse con mejor funcionalidad a su vida diaria.

Los ejercicios llevados a cabo se dieron sobre todo en los miembros inferiores. Para ello se utilizaron bandas elásticas, pedaleo, y ejercicios dirigidos, tales como sentadillas y apoyos sobre un único pie.

Hace poco también mostramos 5 razones para acudir a fisioterapia sin tener lesiones musculares, pues bien, ésta es una más de todas ellas.

Aunque la fisioterapia ha resultado ser una buena alternativa para la EPOC, lo fundamental es dejar de fumar cuanto antes y comenzar a llevar unos hábitos de vida saludables, con una dieta sana y equilibrada y la realización de ejercicio regular moderado y adaptado a nuestras capacidades.