¿Toser sirve para frenar un infarto? Igual has visto por las redes sociales un consejo viral que anima a hacerlo ante los primeros síntomas de ataque al corazón. ¿Cierto o no? Pues aunque sonaba muy bien, las autoridades sanitarias se han apresurado a desmentirlo.

No sólo tú, sino que muchas personas han tenido acceso a este mensaje que circulaba por la red: “Si sufres un ataque al corazón y estás solo, tienes unos 10 segundos antes de perder la conciencia. Pero puedes ayudarte a ti mismo si te provocas la tos en repetidas ocasiones y con mucha energía. Una respiración y toser, deben repetirse cada dos segundos sin tregua. Toser hace las veces de masaje para el corazón”.

Los cardiólogos han asegurado que, ante un infarto, nada puede hacer el toser, por lo que estos consejos resultan falsos. Sin embargo, sí que insisten en que lo primero que tenemos que hacer si notamos síntomas, es llamar al 112 y explicar lo que sentimos.

El médico Fidel Fuentes  es claro: “No hay ninguna recomendación de las sociedades científicas que afirme que toser mientras se sufre un ataque al corazón presenta beneficios terapéuticos”. Lo que sí se puede hacer (si es posible), es tomar una aspirina en lo que llegan los operativos de emergencias.

Y entonces, ¿por qué pudo surgir este bulo que ha crecido como la espuma? Posiblemente porque la gente que padece arritmia súbita puede servir el toser fuerte. Según afirma el cardiólogo Txema Aguirre: “Durante una arritmia súbita (ritmo cardiaco anormal), puede ser posible que una persona consciente y con capacidad para moverse tosa fuerte y repetitivamente para, mediante el aumento de la presión en el tórax, desarrollar un mecanismo reflejo capaz de abortar cierto tipo de arritmias”.

Eso sí, las recomendaciones de los profesionales sanitarios son siempre las mismas, saber reconocer los síntomas de un infarto y avisar cuanto antes al 112. Y es que, acortar el tiempo de actuación tras un infarto mejora la supervivencia.

Por si acaso, recordamos los síntomas más frecuentes de un infarto:

  • Dolor y presión en el pecho. Puede ser constante o ir y venir.
  • Sudor frío y náuseas
  • Dolor en el brazo izquierdo, la espalda, el cuello o la mandíbula
  • Mareos

Eso sí, no debemos olvidar que a veces el infarto en hombres y mujeres puede tener diferentes causas y síntomas, por lo que deberemos estar alerta y saber actuar correctamente.

Ahora que sabes que toser no frena un infarto, no te creas todas las informaciones que vienen de la red.


También te puede interesar: 7 consejos que te harán mejorar tu salud cardiovascular