¿Por qué perdemos pelo o nos quedamos calvos? Es una pregunta muy interesante que seguro que te has hecho alguna vez en la vida. Pues bien, como todo el mundo sabe, según pasan los años y se va envejeciendo, aparecen enfermedades físicas y algunas psíquicas. Con la cantidad de pelo y la calidad, sucede lo mismo. 

Sin embargo, la pérdida de pelo o la calvicie es una de las consecuencias estéticas que más llaman la atención, como ocurre con las arrugas. En el caso de los hombres, unos pueden sufrir la calvicie más temprano y otros van perdiendo pelo según avanzan en edad.

Pero la pregunta clave es: ¿a qué se debe la calvicie? Responden investigadores de la Universidad Médica y Dental de Tokio (Japón) que han llevado a cabo un interesante estudio, a causa del envejecimiento de las células madre de los folículos pilosos, lo que provoca que estos folículos no se regeneren y el pelo deje de crecer y finalmente se pierda.

Este estudio al que nos referimos, investigó el paso del tiempo en ratones. Al cabo de 18 meses, los folículos pilosos en la piel de los ratones habían disminuido tanto en número como en tamaño, algo que sólo puede explicar el deterioro de las células madre de los folículos pilosos. Y, efectivamente, este descenso del número de células es lo que provocó que los roedores perdieran pelo, y lo que hace que los humanos pierdan cabello.

Según el director de esta investigación, Hiroyuki Matsumura, “la acumulación de daño en el ADN de las HFSC juega un papel fundamental en los cambios que ocurren en los folículos”.

La explicación que nos dan es relativamente sencilla. Cuando se va envejeciendo, los errores en el ADN de las células madre de los folículos pilosos (HFSC) son más frecuentes. Pero también influye la alteración de un gen llamado ‘COL17A1’, también conocido como colágeno de tipo XVII, que es el máximo responsable de regular las HFSC, y que provoca que éstas acaben siendo eliminadas de nuestra piel.

Sin embargo, no podemos olvidar que cuando notamos el cabello más débil o que se cae más a menudo, puede ser síntoma de problemas diferentes, como por ejemplo la deficiencia de calcio en el organismo. Es por ello que lo mejor en estos casos es siempre consultar a un médico para que nos dé nuestro diagnóstico.

Ahora ya sabes por qué perdemos pelo o nos quedamos calvos con el paso del tiempo.