¿Sabes exactamente cómo funcionan las vacaciones de tu empleada de hogar? Ésta es una cuestión delicada que siempre atrae confusiones. Pues bien, hoy te resolvemos todas las dudas sobre este asunto.

Antes de contratar a una persona que trabaje en casa, es bueno conocer a fondo el contrato de la empleada de hogar. Como en cualquier otro empleo, la trabajadora tiene derecho a vacaciones, en concreto a 30 días naturales que podrá disfrutar en varios periodos. Eso sí, al menos uno de ellos, debe ser de 15 días consecutivos. Esto viene recogido en los artículos 3.5 y 38 del Estatuto de los Trabajadores.

Pero… ¿deben reflejarse estos períodos en el contrato? La respuesta es que no es necesario. El empleador tiene derecho a escoger esos 15 días consecutivos en función de las necesidades de la familia. La otra quincena será la trabajadora quien la escoja libremente, incluso por días sueltos, con la única obligación de comunicarlo al empleados dos meses antes.

Esta premisa es válida para todas las empleadas de hogar, ya sean internas, externas, a tiempo parcial o completo. Por tanto, durante sus días de vacaciones, las trabajadoras internas no tendrán ninguna obligación de residir en el domicilio de la familia. Del mismo modo, podrán trabajar en otro sitio si así lo consideran oportuno.

Otra cosa que debemos tener en cuenta, es que los 30 días naturales a los que las trabajadoras tienen derecho por ley, se deben disfrutar en el año, es decir, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre en curso.

Por otra parte, no podemos olvidar que las empleadas de hogar tienen derecho a disfrutar los festivos. Si quisiéramos que se trabajaran, deberíamos llegar a un acuerdo con la trabajadora y remunerárselo aparte.

Del mismo modo, si la trabajadora no quisiera disfrutar las vacaciones, existe la opción de pagarlas. Eso sí, siempre dentro del año natural. Si pasado el 31 de diciembre, no se han disfrutado ni abonado las vacaciones, se perdería el derecho.

¿Qué podemos hacer durante las vacaciones de la empleada de hogar si tenemos servicio?

Ésta es una de las ventajas que nos ofrecen las empresas de ayuda a domicilio, como mSoluciona. Cuando se da la ocasión, podremos cubrirte las vacaciones de tu trabajadora con otra persona, ¡sólo tienes que pedírnoslo!

Así también ocurre cuando la empleada de hogar se pone de baja o enferma. En el menor tiempo posible te la sustituiremos.  ¡Pídenos presupuesto sin compromiso!

Ahora que sabes cómo funcionan las vacaciones de la empleada de hogar, ¿necesitas nuestra ayuda?


También te puede interesar: Por qué delegar las tareas domésticas en una empleada de hogar