Envejecimiento activo: ¿Por qué es tan importante?

Hemos oído hablar de envejecimiento activo en muchas ocasiones, pero ¿por qué es tan importante? La respuesta es sencilla porque es la mejor forma de seguir cumpliendo años con calidad de vida.

La Organización Mundial de la Salud define el envejecimiento activo como «el proceso en que se optimizan las oportunidades de salud, participación y seguridad para mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen”.

Esto quiere decir básicamente que nos cuidamos más que nunca, que seguimos hábitos de vida saludables, que seguimos participando de la vida social y familiar, en definitiva que seguimos viviendo, tenemos planes y proyectos aunque seamos mayores.

El envejecimiento activo es importante porque nos ayuda a prevenir enfermedades, nos permite mantener la autonomía personal el mayor tiempo posible, evitar el deterioro cognitivo y, en definitiva, disfrutar lo más posible de la vida de forma independiente.

En una sociedad donde las personas cada vez viven más, el envejecimiento activo es clave para mejorar al máximo la salud y la capacidad de las personas mayores y que las familias tengan una mejor calidad de vida.

Las 3 reglas básicas para el envejecimiento activo

  1. Dieta saludable: quiere decir alimentarse sano y variado para tener todos los nutrientes necesarios y evitar la obesidad. Una nutrición correcta debe incluir proteínas, vitaminas y minerales. A ser posible deben fraccionarse las comidas; más número de comidas y menos abundancia en cada una de ellas, debería ser la rutina.
  2. Practicar ejercicio físico:  el ejercicio previene y retrasa la aparición de diabetes, reduce los problemas cardiovasculares y las fracturas. También puede disminuir el dolor en el caso de la artritis, mejora los estados de ansiedad y la depresión. Debe hacerse ejercicio físico 40 o 45 minutos 3 ó 4 veces a la semana; lo ideal es un combinado de 4 ejercicios para incidir en todas las zonas de nuestro cuerpo.
  3. Mantener la vida social: seguir participando en la vida social y familiar, seguir activos en la comunidad a la que se pertenece, no renunciar a tener nuevos amigos y aprender cosas nuevas, aunque nos lleve algo más de tiempo, previene el deterioro cognitivo, la depresión y nos mantiene joviales.

¿Cuándo comenzar a tomar medidas para asegurarse un buen envejecimiento?

Lo ideal es que desde niños hayamos introducido hábitos saludables, pero si esto ya no es posible, a partir de los 50 años ya no hay excusa para introducir hábitos saludables en nuestra vida, para vivir más y mejores años con autonomía, prevenir enfermedades y ser independientes el mayor tiempo posible.

En mSoluciona, mejorar la calidad de vida de los mayores es uno de nuestros principales objetivos, por ello apoyamos el envejecimiento activo y te animamos a ponerlo en práctica.

2017-09-17T19:07:41+02:00