El rotavirus en los niños es uno de los virus más contagiosos en los peques que causa gastroenteritis aguda. Sin embargo, muchos padres desconocen que se puede prevenir. Los lactantes son otro de los grupos de riesgo ante este virus tan resistente.

Otro de los datos más llamativos es, que el rotavirus se podría incluir entre las enfermedades de guardería más comunes en los niños, también durante los primeros años de cole. Llegan a provocar 24.000 afectados al año sólo en España.

Este potente virus afecta, sobre todo, a niños entre los dos y los seis años, sin embargo, nadie está exento de padecerlo. Aunque se cura sin demasiadas complicaciones, debemos estar alerta de los síntomas que provoca para poner remedio cuanto antes.

La diarrea y el vómito son sus principales señales de alarma. No obstante, puede haber complicaciones en los niños, produciéndose convulsiones y deshidratación. Es por ello que la prevención es crucial. Otros de los síntomas son apatía, tristeza y cansancio, así como alteraciones del sueño.

Muchos niños se ven obligados a acudir con sus padres a urgencias, e incluso a quedarse ingresados para mitigar esos síntomas. Sin embargo, y como ocurre con otros virus, no nos inmuniza, es decir, se suele sufrir más de una vez. En concreto, los datos nos dicen que un niño en sus primeros años de vida tiene un 96% de probabilidad de padecer el virus, un 69% de que lo adquiera por segunda vez, y un 42% de que lo coja una tercera.

El tratamiento es el común para una gastroenteritis, no existe una cura específica para el virus. Pero ¡ojo!, los profesionales nos dicen que se trata de una infección sistémica, por lo que podría no limitarse únicamente al episodio de gastroenteritis, sino que podría llegar a afectar a otros órganos, produciéndose patologías de tipo neurológico.

Por eso, es tan importante su prevención por medio de la inmunización. La vacuna en este caso es la mejor opción que pueden tomar los padres para evitar que sus hijos padezcan el rotavirus.

La labor de los profesionales sanitarios es fundamental en estos casos, pues su labor es informar a los padres sobre las posibilidades de la vacunación para sus hijos, tanto si la vacuna está financiada como si no.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo tiene claro, y recomienda prevenir el rotavirus, ya que causa 7 muertes en menores de 5 años cada año. La vacunación en este sentido es oral, y se puede administrar desde las seis semanas de vida.

Si notamos que el niño ha contraído el virus, lo ideal es no llevarlo al colegio o la guardería para evitar el contagio con otros niños. Si no tenemos a nadie que pueda quedarse con los peques y para nosotros es inviable, acude a un servicio de niñera.

En mSoluciona somos profesionales de la ayuda a domicilio y te proporcionaremos a la mejor trabajadora para el cuidado de tus hijos. Porque tu tranquilidad y confianza es lo más importante para nosotros. Por todo esto, te animamos a que nos pidas presupuesto sin compromiso.

Ahora que conoces cómo funciona el rotavirus, sólo tienes que intentar prevenirlo gracias a la vacuna. ¡Consulta al pediatra de tus hijos!


También te puede interesar: 6 consejos sobre salud para la vuelta al cole