/, Particulares/Acompañamiento hospitalario para niños ingresados: Una necesidad

Acompañamiento hospitalario para niños ingresados: Una necesidad

Realmente no sabemos lo importante que es el Acompañamiento hospitalario para niños ingresados hasta que se convierte en una necesidad de nuestro día a día. Es duro, 8 de cada 100 procesos de hospitalización en España, son de niños menores de 14 años.

Aunque es el propio hospital quien presta los cuidados necesarios al niño y se encarga de su tratamiento y recuperación, uno de los papeles principales lo juega la familia del menor, su cariño y compañía hacen que se sientan más reconfortados.

Por todos son de sobra conocidos los beneficios que aporta esta compañía familiar a los más pequeños. Sin embargo, no siempre se puede estar las 24 horas del día con ellos, puesto que en la vida de los padres pueden existir otras obligaciones, como por ejemplo, el cuidado de otros hijos.

Aunque lo ideal es que sean los familiares quienes cubran las horas permitidas por el centro con el menor (a veces incluso quedan hospitalizados con ellos), siempre se puede echar mano de un profesional.

En este sentido, mSoluciona es una empresa de ayuda a domicilio que cuenta con profesionales experimentados y formados para el cuidado de niños. Por otra parte, podemos ofrecer a las familias en esta situación, el servicio de asistencia hospitalaria por parte de técnicos sociosanitarios y auxiliares de enfermería, especializados en el acompañamiento de niños. Y es que, todo es poco cuando tenemos un peque ingresado en el hospital. ¡Pídenos presupuesto sin compromiso!

Según los datos de la ‘Encuesta de Morbilidad Hospitalaria’ del Instituto Nacional de Estadística, al año son más de 396.000 menores los que permanecen ingresados en hospitales. Su estancia media oscila entre 1 y 30 días. Sin embargo, en más de 6.300 niños, se prolongó más de ese período, y en bastantes casos en más de seis meses.

Cuando se es pequeño, es importante que los padres estén a nuestro lado en los peores momentos, y el hecho de la hospitalización puede resultar duro si no sabemos bien cómo llevarlo.

Recordamos que:

  • La compañía de los padres, en primer lugar, seres queridos o conocidos de los niños, hace que se acorte, en muchos casos, la estancia del menor en el hospital.
  • Se reduce considerablemente el nerviosismo y estrés de los niños ingresados.
  • Cuando son los padres quienes colaboran con el tratamiento del niño (siempre que sea posible), resulta más eficaz que si son meros espectadores.
  • Los niños están más tranquilos y suelen colaborar mejor cuando los padres están cerca.
  • Por último, y posiblemente lo más importante, la separación de los menores de sus padres puede causarles un trauma emocional y conductual.

Ahora que conoces todos los beneficios del acompañamiento hospitalario para niños ingresados, ten en cuenta el servicio de profesionales si fuera necesario.


También te puede interesar: Asistencia hospitalaria: Por qué es bueno y qué objetivos cumple o Cómo seleccionar a un buen acompañante de hospital

2017-02-02T10:25:58+01:00

Deja tu comentario