Si has decidido cuidar a tus mayores en casa, seguramente necesites 5 consejos muy útiles. Porque toda ayuda es poca en este sentido. Lo más probable es que los hayas llevado a tu casa por la tranquilidad de todos, para que vivan en un ambiente familiar con los mejores cuidados. Pues bien, sigue leyendo, seguro que te ayuda. 

Lo primero que debes saber es cómo no acabar agotado si eres el cuidador de tus padres mayores. Pues bien, ante nada recuerda que tienes tu propia familia o tu propia vida y que no debes renunciar a ella cargándote de responsabilidades. Una vez que tengas esto claro, sigue nuestros consejos:

  1. Adapta la casa. Tanto si se trata de personas válidas, como si no, lo ideal es adaptar la casa a sus necesidades. Evita que haya demasiados obstáculos por la casa con los que se puedan tropezar o caer, pon agarradores en la cama o en la ducha y mantén una temperatura adecuada según la estación del año.
  2. Organización. Es importante que las personas mayores lleven una rutina, así que evita cambiar continuamente los horarios de comidas, ponte notas o avisos para que tomen la medicación en cada momento y ayúdales a que sigan las pautas familiares.
  3. Haz que todos se impliquen. Esto no sólo será bueno para ti, sino también para los mayores. Lo ideal es que toda la familia ayude en su cuidado, que se sientan arropados y que cada uno ayude en las responsabilidades. No te cargues de trabajo porque si no, tarde o temprano lo acabarás pagando.
  4. Cuidado con la dieta. Las personas mayores normalmente llevan dietas específicas o muy cuidadas, ya que con la edad aumentan los problemas de diabetes, hipertensión, etc. Cualquier cambio en su rutina puede ser perjudicial por lo que es importante que la tengas muy en cuenta.
  5. Pide ayuda. Los compromisos, el trabajo, la familia… son muchas cosas por las que estar pendientes al cabo del día. Si ves que no puedes con todo, no te sientas culpable y pide ayuda. Coger a una persona que venga a ayudarte con el cuidado de los mayores es muy interesante. Incluso las empleadas de hogar internas tienen un montón de beneficios.

Cuidar de los mayores es una labor importante y solidaria, sin embargo, tú debes continuar con tu vida sin ahogarte por no disponer tiempo para nada. Después de conocer estos 5 consejos, sólo te queda ponerlos en práctica para que sea más llevadero.